miércoles, 16 de diciembre de 2015

Reseña: Rebelión (Rebelión #1) de Anna K. Franco

Título original: Rebelión.

Título en español: Rebelión

Autor: 
Anna K. Franco.

Saga/Trilogía: Si.

Género: Distopia, Ciencia Ficción.

Editorial: Ediciones B.

Año de publicación en español: 2015.

Páginas: 320.

SINOPSIS:

En el año 2056 Lenah es una "resucitada" que despierta a los dieciséis años en un mundo que desconoce, pero que parece perfecto. Después de la Tercera Guerra Mundial, la humanidad al fin aprendió ciertas lecciones: ya no hay enfermedades, maldad ni dolor. Pero el día en el que Lenah conoce a Nahier, todo cambia.
Nahier es un clon. Es un calco mejorado de su original. Sus genes son perfectos y sus acciones están dominadas por la razón. Pero aunque se cree incapaz de sentir, Lenah despierta en él sensaciones que no debe nombrar.
Sin embargo, en este Nuevo Mundo, la perfección es pura apariencia. La clase política tiene un poder que la población, anestesiada de felicidad, desconoce. Los clones ya no están dispuestos a ser simples marionetas de los humanos, los ánimos están caldeados, y Lenah muy pronto descubrirá que nada es lo que parece. Tampoco Nahier.


OPINIÓN PERSONAL:

Decidí leer esta novela porque solo veía buenas criticas de ella. Me aventure en ella y debo decir que mis altas expectativas me jugaron una mala pasada, y me da bastante pena porque veo que a todo el mundo le fascino el libro. 

Rebelión nos presenta al Nuevo Mundo, en el donde todo esta controlado, la población vive feliz y con tranquilidad, sin pobreza ni enfermedades, y son sumamente amables y buenos. O eso aparentan.
Lenah sufría de cáncer y sus padres la criopreservaron cuando se desataba la Tercera Guerra Mundial. Esperaban que la despertaran cuando hubieran descubierto la cura a su enfermedad. Ella fue resucitada unos treinta años después, en el año 2056, en un mundo completamente diferente al que ella conocía. Lenah trata de adaptarse a esta nueva sociedad, pero siente que no forma parte de ella. Entonces es cuando conoce a Nahier, que es un clon. Ella se enseguida se siente atraída e identificada con él porque parece que el tampoco pertenecen a este Nuevo Mundo. Los clones son réplicas de humanos, que están obligados a ser perfectos, mas sanos y fuertes que sus originales. Son tratados de forma muy distinta, los privan de muchas cosas y los tratan como si no fueran capacez de pensar por su cuenta, pero no es así. Los clones están cansados de ser tratados como un simple objeto y deciden montar una rebelión para demostrar que ellos también merecen ser considerados personas.

Rebelión es una historia interesante y original, pero no fue hasta casi la mitad del libro que conseguí engancharme con la historia. La trama me parecía ingeniosa pero los sucesos se daban de tal manera que no lograba atraparme ni convencerme del todo. Sentía que los acontecimientos no lograban terminar de desarollrse, todo iba muy rápido.

La historia, como dicen muchos, no tiene nada de relleno. Pero para mi esto no fue tan positivo, necesitaba algunas situaciones que no conducieran directo hacia la resolución del problema plantado. No estoy diciendo que la trama no desarrolle dilemas que haya que resolver, porque si lo hace, pero solo desarrolla cuestiones que los resuelvan sin detenerse en nada mas.

El mundo creado por la autora si se me hizo llamativo y sorprendente. Hubieron partes que si me hicieron mantenerme pegada a las paginas un buen rato pero no fue así durante toda la novela, sino mas bien al final e incluso por allí sentí que todo iba muy rápido para mi gusto, sentí un ritmo demasiado apresurado en casi toda la novela.

Para ser una distopía, aunque es algo utópica al comienzo, a esta historia le falto acción y movimiento, demasiado centrada en el interés amoroso de los protagonistas, que tampoco termino de convencerme del todo aunque a veces si soltaba algunos suspiros por amor. Siento que el amor que surgió entre ellos fue muy repentino y forzado. Y aunque a lo largo de la novela se fueron haciendo mas profundo estos sentimientos, ya que al principio eran algo débiles, pero para mi broto demasiado de repente la atracción entre Lenah y Nahier.

Los personajes en si me gustaron bastante. Lenah es una protagonista valiente y con fortaleza, que tuvo y tiene que soportar muchas penas y confusiones que la hacen sufrir. A veces se ponía algo terca y reiterativa en algunos aspectos y me hacia exasperar un poco. También es una chica divertida, lograba distender situaciones cuando se tornaban algo tensas.
Nahier es un clon, por lo cual se muestra lógico y calculador ante todo hecho. Al comienzo no se dejaba llevar para nada por sus emociones, era tan cauto que me ponía nerviosa, necesitaba que sintiera algo, miedo, felicidad, cariño, cualquier cosa que me hiciera sentirlo mas real. Por suerte lo fue logrando de a poco a media que la novela avanzaba, el amor puede derribar cualquier barrera.

Aunque hubo muchos aspectos que me desilusionaron de la historia tengo ansias de leer su continuación y ver como prosigue la trama. Las ultimas paginas de la historias fueron las mas intensas de todas y las que lograron atraerme con mas fuerza hacia la novela y que quiera continuar con la trilogía. Espero que la próxima parte logre superar los problemas que encontré en esta.

PUNTAJE:

★★★☆
(3,5/5)



AUTORA:

Anabella Franco, a veces bajo el seudónimo Anna K. Franco o de Anna Karine, es escritora de novela romántica y de ciencia ficción, además de docente de Literatura. Nació en Buenos Aires, Argentina. Estudió Letras y Corrección Literaria, y comenzó a escribir desde muy joven, lo cual se convirtió luego en su profesión. Se desempeñó como jurado en diversos concursos literarios y como coordinadora de talleres en escritura. Ganó varios certámenes de cuento y publicó su primer relato en 2005 y en el 2011 se publicó su primer libro.


¡Me despido aquí! Cuéntenme si leyeron esta historia y que les pareció o si tiene ganas de darle una oportunidad. 
Adiós lectores, nos leemos en una próxima reseña, que tengan un buen día y puedan leer muchos libros.
Tiny Finger Point Hand With Heart